Danni Juulià

Fue un niño de los llamados “en su mundo”, pero siempre destacó por su creatividad. Tuvo una adolescencia que pasó principalmente en la calle, lo que le hizo experimentar de lo más blanco a lo...
Ver más

Fue un niño de los llamados “en su mundo”, pero siempre destacó por su creatividad. Tuvo una adolescencia que pasó principalmente en la calle, lo que le hizo experimentar de lo más blanco a lo más negro. Posteriormente, durante años tuvo fe ciega en temas esotéricos, lo que le permitió crecer como persona y en valores. Pero después de una crisis existencial, una voz persistente le invitó a reflexionar acerca de su existencia más allá de lo que decía un libro o algún gurú; la voz de su propio aprendizaje, de la duda.

Trató de ver y sentir el mundo que le rodeaba con una mente virgen y abierta, hasta donde su progreso real se lo permitía, y entender la espiritualidad de una manera más profunda, sin condicionamientos. De esa fractura con sus ideas nace la presente obra, la cual invita a reflexionar sobre los beneficios del reseteo de nuestras ideas en algún momento crítico de nuestra vida, sean de la índole que sean, pero sin olvidarnos de nuestros valores humanos.


Menos